La Liga de Videojuegos Profesional de Orange

Los eSports se han ganado un hueco en la industria del entretenimiento con un crecimiento exponencial e imparable en los últimos años.

En la actualidad, el sector de los deportes electrónicos genera anualmente más de 900 millones de dólares al año. Sin ir más lejos, en países como Estados Unidos o Japón, se ha convertido en un auténtico fenómenos social donde muchas personas pueden vivir profesionalmente de ellos.

Una realidad que no ha transcendido, de momento, al ámbito nacional.

Según el ‘Libro blanco de los eSports en España”, este sector se encuentra todavía en un estado inicial de su desarrollo económico y tiene por delante una serie de retos importantes para continuar con este crecimiento en nuestro país.

Un camino por recorrer donde la Liga esports Orange se alza como el verdadero motor de los eSports.

La apuesta de Orange por los deportes electrónicos se remonta al mes de noviembre de 2016, cuando la compañía francesa de telecomunicaciones llegó a un acuerdo con Fandroid, empresa que había sido adquirida por Mediapro ese mismo año por menos de cinco millones de euros, para patrocinar la División de Honor de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) durante dos años.

En ese momento, la División de Honor era la máxima categoría competitiva en España y contaba con tres disciplinas: Counter-Strike: Global Offensive, Call of Duty y League of Legends.

Orange llevaba nueve temporadas como patrocinador oficial de la principal liga de baloncesto profesional de España, la ACB. Un acuerdo que comenzó a debilitarse en 2015, cuando Telefónica pagó 46 millones de euros para hacerse con los derechos de emisión de la competición de cara a los siguientes tres años.

Un escenario en el que la compañía de teléfono decidió cambiar los deportes tradicionales y sumergirse en un nuevo mercado en pleno crecimiento en el ámbito nacional como son los eSports.

Una clara apuesta de futuro que comienza a dar sus primeros frutos gracias a su estrategia focalizada en el público joven. 

Novedades en la Liga de Videojuegos Profesional (LVP)

El acuerdo entre Orange y la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) ha marcado un antes y un después en la industria de los eSports en España. Una relación exitosa que comenzó con el evento nacional más importante de los deportes electrónico, Gamergy.

Denominada como Gamergy Orange Edition en 2016, la primera gran cita de LVP tras la entrada Orange como patrocinador principal contó con numerosas mejoras en el apartado audiovisual gracias a la implicación de la compañía francesa.

Además, el espectáculo contó con un aforo de hasta 2.100 espectadores y una nueva zona donde los asistentes pudieron utilizar teléfonos móviles dentro de las instalaciones de IFEMA, conocida como Level Up.

Una colaboración que se extendió al ámbito internacional con el patrocinio de las competiciones sobre las cuales la LVP poseía los derechos, como la Call of Duty World League (CWL), la League of Legends Championship Series (LCS), las Challenger Series y las finales mundiales del mismo juego.

Además, la compañía de telecomunicaciones francesa creó un nuevo espacio dedicado exclusivamente a los jugadores amateurs, conocidas como las Orange Cups.

Este circuito de copas abiertas a todos los aficionados se juega cada mes de forma online en ArenaGG, e incluye cuatro títulos: Rocket League (PS4), Call of Duty: Infinite Warfare (PS4), League of Legends (PC) y Clash Royale (Android e iOS).

La Superliga Orange

La entrada de Orange en la industria de los deportes electrónicos ha revolucionado el panorama competitivo nacional, especialmente con la creación de la Superliga Orange, la cual sustituye a la antigua División de Honor.

Desde su puesta en marcha en diciembre de 2016, la Liga esports Orange ha querido dar un paso más allá en la profesionalización del sector en España.

Por este motivo, la primera novedad que incorporó fue la retribución mixta, similar al que se usa en la una Liga de Fútbol Profesional.

De esta forma, todos los clubes de esta categoría se aseguran un pago fijo, mientras que también luchan por otro variable en función de los resultados conseguidos durante en la competición.

Un aspecto crucial que fomenta la competitividad en el ecosistema de los eSports y, al mismo tiempo, facilita un mayor desarrollo de todos los clubes que integran la liga Orange de eSports.

La Superliga Orange acoge a los ocho mejores equipos del panorama nacional, entre los que destacan Movistar Riders, Vodafone Giants, ASUS ROG Army, Team Heretics o MAD Lions E.C.

Ocho clubes que compiten entre ellos a lo largo de la temporada con un sistema de enfrentamiento a ida y vuelta, similar a las competiciones de fútbol, mientras que el final de la campaña se juega en un formato de playoffs que finalmente decide al campeón de la competición.

Además de la máxima categoría, los aficionados pueden disfrutar de una Segunda División, que también cuenta con ocho equipos, los cuales se disputan el acceso a la máxima competición de la LVP.

En este caso, los clubes se enfrentan entre ellos en un formato de liga a una vuelta que cuenta con un total de siete jornadas. Finalmente, los cuatro mejores de la liga regular se enfrentan en un playoffs final.

Superliga Orange de League of Legends

La máxima competición a nivel nacional cuenta con una evidente vocación de líder dentro del sector de los deportes electrónicos. Como no podía ser de otra forma, la primera temporada de la Superliga Orange arrancó con el rey indiscutible de los eSports, League of Legends. Un fenómeno mundial que atrae a millones de aficionados y que cuenta con los mejores jugadores de la industria.

Por este motivo, la Superliga Orange de League of Legends es estrenó en el Auditorio Adán Martín de Tenerife el día 5 de febrero de 2017. Una primera jornada histórica, ya que por primera vez en la historia una temporada de la Liga de Videojuegos Profesional abría con un evento presencial.

La Superliga Orange de League of Legends en España cuenta con ocho equipos, que se enfrentan en un formato de liga a ida y vuelta en un total de 14 jornadas.

La competición comienza con una liga regular donde los partidos se disputan al mejor de dos mapas. De esta forma, los clubes reciben tres puntos por victoria, un punto por empate y cero puntos por derrota.

Los cuatro mejores equipos de la liga regular se disputan el título en las finales de la Superliga Orange, un torneo presencial donde el ganador se proclama Campeón de Liga.

El pasado 2 de septiembre, la gran final tuvo lugar por primera vez en un recinto deportivo como el Bilbao Arena.

Un evento histórico en el que MAD Lions se convirtió en el primer equipo nacional en repetir título tras vencer 3:1 a Vodafone Giants y donde se batió el récord de asistentes en un torneo presencial organizado por LVP (3.000 aficionados), así como el récord de espectadores simultáneos (más de 31.000).

Un día inolvidable que quedará en el recuerdo de los amantes de los eSports y donde Falco fue galardonado como MVP de la gran final.

Superliga Orange de Call of Duty

Orange apostó en su desembarco en los eSports por uno de los juegos más damnificados de los últimos años, Call of Duty.

Una apuesta arriesgada por el shooter de Activision que ha terminado dando su frutos cambiando las voces de los jugadores que renegaron de este título.

El esperado regreso de Call of Duty tuvo lugar el pasado 30 de abril con los ocho mejores equipos de la escena nacional, enfrentados en un formato de liga a dos vueltas.

Una liga regular que se compone de 14 jornadas con partidos al mejor de cinco mapas, donde las victorias otorgan tres puntos por victoria y cero puntos por derrota.

Una temporada que se cierra con las finales de la Superliga Orange, un torneo presencial entre los cuatro mejores clubes donde el ganador se proclama Campeón de Liga.

Las últimas finales de la Superliga Orange de Call of Duty tuvieron lugar en la Gamergy celebrada el pasado mes de junio.

Un evento en el que MAD Lions E.C. se proclamó campeón de este juego por primera vez en su historia, después de anunciar su primer equipo de Call of Duty pocos meses antes de la celebración en Madrid como toma de contacto con la comunidad para sentar las bases de un futuro sólido en el competitivo de esta disciplina.

Los leones levantaron el título después de una victoria contundente en la final ante Vodafone Giants por 2:0.

Superliga Orange de Counter-Strike: Global Offensive

Entre las novedades que incorporó la Superliga Orange se encuentra el regreso del shooter por excelencia en PC a la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), Counter-Strike: Global Offensive. Un retorno esperado por los aficionados que se ha renovado con un formato donde están presentes hasta 12 equipos.

Los clubes nacionales compiten en este formato de liga con ida y vuelta en un total de 22 jornadas durante más de siete meses por levantar el título. Los partidos se juegan al mejor de un mapa, mientras que los equipos se ordenan en la clasificación dependiendo del número de victorias.

Finalmente, los seis mejores equipos de esta fase regular pasan a las Finales de la Superliga Orange, donde los dos mejores pasan directamente a las semifinales, mientras que los cuatro restantes luchan por una plaza en Gamergy, evento presencial que se celebra en IFEMA, Madrid.

Vodafone Giants se proclamó campeón de CS:Go en las últimas finales de la Superliga Orange celebradas en Gamergy.

Los gigantes, considerados el mejor equipo español de CS:GO del momento, tuvieron una actuación imparable en la final ante Dragons E.C. y lograron levantar su primera SuperLiga Orange tras un contundente 2 a 0 en Overpass y Mirage.

Un trofeo que agranda la leyenda del jugador con más títulos de Counter-Strike de la historia de la LVP, Omar ‘arki‘ Chakkor.

Superliga Orange de Clash Royale

Clash Royale ha sido la principal incorporación de la Superliga Orange. La Barcelona Games World fue el escenario elegido por la LVP para inaugurar la primera temporada del juego de cartas y estrategia de Supercell.

Un evento donde los aficionados pudieron disfrutar de dos partidos en directo con el enfrentamiento entre Giants Gaming con Movistar Riders y Team Queso con Team Heretics. Al igual que en el caso de Counter-Strike: Global Offensive, el competitivo de Clash Royale cuenta con 12 equipos, los cuales se enfrentan en un formato de liga a ida y vuelta durante 22 jornadas.

Los partidos se juegan al mejor de cinco sets, mientras que cada club recibe tres puntos por victoria y cero puntos por derrota. Una temporada regular que da paso a las finales de la Superliga Orange, torneo presencial en Gamergy que decide al Campeón de Liga.

La Gamergy 2018 acogió las finales de la segunda temporada de la Superliga Orange de Clash Royale. Un evento multitudinario con más de 1.600 personas en el que los principales favoritos al título, Vodafone Giants, no defraudaron y se hicieron con el triunfo ante Valencia CF eSports. Una gran actuación en la fase final donde sobresalió la figura de zTeemper, que consiguió un 6-1 particular entre las semifinales y la gran final.

Datos y diferencias con otras competiciones internacionales

La Superliga Orange se ha consolidado como la competición más importante del país, así como uno de los torneos más prestigiosos entre las distintas competiciones internacionales que dan acceso a la League Championship Series (LCS) europea.

De esta forma, la Liga esports Orange es la puerta de entrada para los ocho equipos españoles de League of Legends que aspiran a una plaza en la Challenger Series.

Un premio suculento que cada año atrae a los mejores clubes del país a este evento de la compañía de telecomunicaciones francesa que cuenta con una estructura competitiva sólida y unificada.

La popularidad de la liga Orange de eSports se refleja en los últimos datos ofrecidos por la Liga de Videojuegos Profesional (LVP). Durante 2017, la competición contó con un total de 17 millones de espectadores únicos en sus más de 3.500 horas de emisiones.

Una cifra que supone un incremento del 44% con respecto a 2016. Un liderazgo a nivel nacional, donde obtiene el 87% de cuota de mercado, que también se traslada al ámbito internacional, ya que cuenta con un 80% de la cuota mundial de espectadores en habla hispana.

Además, los eventos organizados por LVP congregaron a más de 85 mil personas, mientras que las dos ediciones de Gamergy celebradas durante el año pasado albergaron a 78 mil personas. Cifras estratosféricas de una Superliga Orange que solo está dando sus primeros pasos en un sector en continuo crecimiento en España.

Entrada actualizada por: Roams eSport 25 de septiembre de 2019

Roams eSport

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles